Inicio » Noticias

Noticias

Jubilación de la Profesora Marita Camarero Suárez

31/07/2020

En nuestro nombre y en el de toda la Facultad, queremos rendir un pequeño homenaje a nuestra compañera.

 

 

En nuestro nombre y en el de toda la Facultad, queremos rendir un sincero homenaje a nuestra compañera, la Profesora Marita Camarero Suárez, que se jubila este mes. Aunque consideramos que no es una despedida, sino el paso a una etapa distinta, en la que a buen seguro se mantendrá su permanente contacto con el Área de Derecho Eclesiástico y con la Facultad, creemos que es el momento de agradecerle su trabajo y manifestarle nuestro aprecio. Entre sus muchas virtudes, sus compañero/as de área y sus estudiantes nos han destacado la importancia de las formas en la relación profesor/alumno, nunca incompatibles con la dedicación y servicio hacia ellos y ellas.

Una de las habilidades docentes de Marita ha sido quitar a sus alumnos/as el miedo a exponer y a argumentar en público, como también el trato como juristas desde el primer minuto de la primera clase, la importancia del diálogo, el debate, y la discrepancia razonada. Decía William Arthur Ward, militar y doctor en derecho, que la enseñanza es más que impartir conocimiento, es inspirar el cambio y que el aprendizaje es más que absorber hechos, es adquirir entendimiento. Aprendizaje y servicio, dos palabras que están ahora muy en boga, pueden resumir la trayectoria de Marita. Y es que cuando se habla de nuestra querida compañera no se pueden olvidar los genes militares que heredó de su padre, pero tampoco la dulzura de su madre. Esa mezcla es Marita, en el terreno personal y en el profesional.  

Los últimos años no han sido nada fáciles para ella. Sus queridos compañeros de área, la Profesora María José Villa Robledo y el Profesor Andrés Corsino Álvarez Cortina, desgraciadamente se fueron dejando un gran vacío. Marita ha tenido que hacer frente en solitario y con un dolor personal inmenso por sus pérdidas (que a todos nos consta) a la docencia de una asignatura es difícil. Y lo ha conseguido. Y es, en este trance, donde sus compañeros, en particular los de su área, solo tenemos palabras de agradecimiento. Nos lo ha hecho muy fácil, nos ha animado y nos ha felicitado por nuestros logros con gran generosidad.

En resumen, este pequeño homenaje escrito a Marita, como se ha dicho, no es una despedida; es un “hasta ahora”. Nuestros profesores nunca abandonarán su condición de doctor, de profesor y de querido compañero.

Texto elaborado por María Paz Fernández-Rivera González y adaptado por Juan González Ayesta y el equipo decanal

 

Síguenos en: