Inicio » Noticias

Noticias

Carta del decano de la Facultad

31/07/2020

El balance de un curso extraordinariamente difícil finalizado con éxito y la certeza de un futuro mejor.

 

Estimados/as amigos/as,

Hoy cerramos un curso académico que -como bien sabéis- ha sido extraordinariamente difícil, atípico, histórico, un curso que seguro no se nos olvidará. Estos últimos cuatro meses y medio, que parecen muchos más, han sido especialmente duros. Tiempos en los que hemos tenido que lidiar también, en todos los escenarios, con ese 30% de incremento en la ansiedad media de los ciudadanos a la que se refieren los expertos.

Ha sido un viaje que nos ha dejado exhaustos, pero en el que hemos (habéis) sido capaces de resolver con solvencia situaciones que hasta hace poco eran impensables. Y ahí están los resultados. Pese a las evidentes dificultades, no ha quedado nada por hacer. Quiero, por tanto, en este último boletín del curso 2019-2020, daros muy sinceramente las gracias a la totalidad de la comunidad universitaria de nuestra Facultad.

Al profesorado, por un esfuerzo ímprobo de adaptación a una metodología docente sumamente difícil. Al personal de administración y servicios, porque siempre han sido los primeros en buscar soluciones a problemas nuevos. Y a todos/as nuestros/as estudiantes. A quienes empezaban les hago llegar un mensaje de esperanza, porque en algún momento todo tenderá a normalizarse. A quienes terminan, quiero darles la enhorabuena por su graduación, en unas condiciones atípicas pero que no empañan el premio a tanto trabajo. Finalmente, a quienes están en cursos intermedios, quiero felicitarles por haber hecho un esfuerzo de adaptación tan grande y animarles para el próximo curso, en el que seguramente habrá también dificultades, pero estaremos en unas condiciones sensiblemente mejores para afrontarlas.

El reto que ahora se nos presenta es conseguir, en un entorno muy complicado, que nuestro modelo de enseñanza no se aleje demasiado del ya pretendido por Adolfo Posada y descrito en su obra “La enseñanza del Derecho en las Universidades”, consistente en guiar al alumno formando su inteligencia e iniciándole en el arte de pensar. A corto plazo, no podemos ni debemos digerir con normalidad que el/la estudiante de nuevo ingreso se encuentre con que la Universidad es una pantalla en el salón de su casa. A la vez, de cara al medio y largo plazo, la inteligencia y la creatividad sufren si no cultivamos una identidad plural y diversa, que se nutre de distintos foros, encuentros, relaciones interpersonales y nuevos desafíos. Pero, sobre todo, tenemos que estar atentos para que nuestra Universidad, nuestra Facultad, no pierda su esencia y para que, cuando todo esto termine, las habilidades aprendidas en el uso de determinados recursos tecnológicos trasciendan de su papel sustitutivo y pasen a ser un gran aliado que nos permita conseguir una mayor agilidad, más eficacia y llegar a donde sin ellos no alcanzaríamos.

Teniendo en todo momento presente lo anterior, nuestra prioridad absoluta tiene que ser preservar la salud a toda costa. Sin eso no hay nada. Al manejar ese doble escenario, en cada decisión que tomemos nos moveremos en las proximidades de una línea roja invisible, un punto de equilibrio que requiere pensar muy bien lo que vamos a hacer para no equivocarnos y que, como ya hemos podido comprobar, nadie va a tomar por nosotros.

Mientras tanto, mañana empieza agosto, tiempo ideal para aminorar la marcha, descansar, cambiar de aires y apartarnos un poco de la sociedad de la conectividad permanente.

Os deseo un muy feliz descanso, creo que más merecido que nunca.

Un afectuoso saludo,


Javier G. Fernández Teruelo

 

Síguenos en: