Inicio » Información académica » Grado en Derecho » Perfil de ingreso, objetivos formativos y salidas profesionales

Perfil de ingreso, objetivos formativos y salidas profesionales

Perfil de ingreso:

 

El perfil del alumno que accede al Grado en Derecho es muy flexible. Tratándose de unos estudios marcados por la enorme versatilidad de las ocupaciones profesionales a que puede habilitar, las siguientes notas características del perfil del alumno son meramente orientadoras y no todas deben coincidir ni reunirse para el acierto en la elección de la carrera de Derecho:

  • Interés por las leyes y el funcionamiento de las instituciones.
  • Respeto por los usos y costumbres sociales.
  • Tolerancia, sensibilidad social y capacidad de adaptación y flexibilidad.
  • Talante negociador y carácter persuasivo.
  • Expresión y comunicación verbal adecuada, con facilidad de lenguaje.
  • Aptitudes abiertas para las relaciones interpersonales. Extroversión.
  • Espíritu de sana crítica y reflexión.
  • Capacidad analítica e intuición.

 

El listado de objetivos del Grado en Derecho de la Universidad de Oviedo se han elaborado teniendo presentes las orientaciones de las Conferencias de Decanos de las Facultades de Derecho de las Universidades Españolas y el Libro Blanco del Título de Grado en Derecho de la ANECA.

Objetivos:

  • Obtener una formación generalista e integral de la materia jurídica.
  • Formarse en un contexto internacional.
  • Conocer los conceptos fundamentales de la ciencia jurídica.
  • Conocer las estructuras básicas del ordenamiento jurídico.
  • Conocer las distintas ramas del Derecho.
  • Formación de una conciencia crítica sobre la cultura jurídica que capacite para concretas adaptaciones profesionales posteriores.
  • Desarrollar una inclinación hacia el análisis crítico de los fenómenos sociales.
  • Desarrollar una preocupación profunda por la recta administración de justicia y respeto a los derechos humanos.
  • Desarrollar aptitudes que habiliten para una amplia capacidad de análisis y síntesis, redacción, exposición, dominio del lenguaje oral y escrito, y desarrollo lógico y jurídico.
  • Desarrollar instrumentos adecuados para resolver problemas.
  • Desarrollar capacidad para interpretar y aplicar las disposiciones jurídicas con un profundo criterio lógico.
  • Conocer los aspectos prácticos de la resolución de conflictos.
  • Adquirir las habilidades necesarias para el futuro ejercicio de profesiones jurídicas, que son muy diversificadas y plurales.
  • Obtener una formación adecuada para el acceso a másteres de especialización.

Como concluyó la XIII Conferencia de Decanos de las Facultades de Derecho de las Universidades Españolas, celebrada en Zaragoza, los días 22 y 23 de mayo de 2007, con las competencias generales y específicas asumidas por el Grado de Derecho se pretende "que el estudiante tenga los conocimientos y habilidades suficientes que le posibiliten gestionar la información y resolver correctamente los concretos problemas jurídicos que se plantean en el día a día y que pueda afrontarlos con suficiente capacidad de decisión. Se trata, en suma, de adquirir las destrezas que le permitan un aprendizaje autónomo así como un espíritu de liderazgo y de empresa. A tal fin, el programa formativo pretende que los estudiantes que culminen el Grado puedan desarrollar su capacidad de organización, análisis y síntesis trasmitiendo en lenguaje verbal y escrito las conclusiones que alcance. Además, con el Grado en Derecho se pretende igualmente formar en valores (de gran importancia en la función diaria de quién desea ser auténtico jurista y más en campos tan sensibles como los que se analizan en estos estudios). Así, es objetivo fundamental trasmitir a los estudiantes la necesaria sensibilidad social, económica y medio ambiental, así como del compromiso ético". Los conocimientos y la formación que se obtienen en el Grado son los de una formación generalista, apta para el ejercicio de las múltiples profesiones jurídicas, para alguna de las cuales será preciso un plus de formación específica adicional, aunque los planes de estudio y sus directrices traten de hacer una primera aproximación a la especialización en ciertas áreas. Se trata, en definitiva, de que el Graduado en Derecho, con un título enormemente versátil en cuanto a sus posibilidades laborales, pueda afrontar el camino para el inicio del ejercicio de la actividad profesional libre (abogacía, procura, otras profesiones colegiadas, empresa y banca, etc.), o la preparación de oposiciones para su ingreso en los distintos cuerpos de la Administración que precisan la formación jurídica (función jurisdiccional del Estado, órganos constitucionales, fe pública y registros, otros cuerpos de la Administración del Estado, de la Administración Autonómica y de la Administración Local, Unión Europea, etc.). Estos objetivos se definen en coherencia con los derechos fundamentales y de igualdad entre hombres y mujeres, los principios de igualdad de oportunidades y accesibilidad universal de las personas con discapacidad y los valores propios de una cultura de la paz y de valores democráticos. La definición de las competencias propias del Grado en Derecho incorporan de forma precisa estos derechos, principios y valores, en concreto, las competencias genéricas 1, 2. En realidad y como es lógico, estas competencias están presentes en absolutamente todas las materias y asignaturas del Grado de Derecho. Pueden ser destacadas, en este sentido, las siguientes, sin ánimo de exhaustividad y por citar algunas disciplinas en las que más claramente se estudian los derechos fundamentales, los principios de igualdad y accesibilidad y los valores de paz y democráticos: Derecho Constitucional, Derecho Civil, Derecho Penal, Derecho Procesal, Derecho Administrativo, Derecho del Trabajo, Derecho Internacional Público, Instituciones de Derecho de la Unión Europea, Derecho Internacional Privado, Derecho Financiero y Tributario, Derecho Mercantil y Filosofía del Derecho. En concreto, además, en el plan de estudios del Grado en Derecho existe una asignatura optativa titulada "Derechos Fundamentales y Libertades Públicas". Las garantías de igualdad entre hombres y mujeres.

Salidas profesionales:

La carrera de Derecho es una de las más versátiles en cuanto a las posibles salidas profesionales. No obstante, hay que tener en cuenta que con la nueva estructura de los estudios universitarios, hay determinadas profesiones para las cuales no es suficiente con cursar el Grado para poder ejercerla.
A.    Profesiones liberales
• La profesión por excelencia del Titulado en Derecho es el ejercicio de la Abogacía, que no sólo abarca la defensa de los intereses de los particulares ante la instancia judicial, sino que cada día expande su ámbito a la órbita del asesoramiento profesional en el campo financiero, del urbanismo, etc…
• En la misma esfera jurídica de la intervención ante los Tribunales de Justicia y la gestión de los procesos se encuentra la profesión autónoma de Procurador de los Tribunales.
• Además, otras profesiones colegiadas menos conocidas se abren a los titulados en Derecho: Gestor administrativo, Agente de la propiedad Inmobiliaria, Administrador de fincas urbanas, etc.
Debe recordarse que la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales, que entró en vigor en noviembre de 2011, exige para el ejercicio de la profesión de abogado la realización de un Master de acceso a la abogacia http://derecho.uniovi.es/infoacademica/masterabogacia y de un examen de capacitación  a nivel nacional.
    B. Empresa y Banca
La incorporación de trabajadores con estudios jurídicos a la estructura de las empresas y la banca se produce cada vez con mayor frecuencia, no solamente para labores de asesoría jurídica, sino en cualquier otro departamento que requiera de personas cualificadas con grandes dotes para el análisis y capacidad de decisión: Director de recursos humanos, Jefe de personal, Gestor de empresas privadas, Asesoría jurídica y laboral y, en general, cualquier puesto dentro de la empresa y la banca.
C. Poderes públicos y Administración
Un porcentaje bastante significativo de Titulados en Derecho accede tradicionalmente a los puestos suministrados por los diferentes Poderes públicos y la Administración en general, mediante la realización de las más variadas oposiciones que se ofertan anualmente. Las posibilidades en este campo son amplísimas:
• Función jurisdiccional del Estado: Jueces y Magistrados, Fiscales y Secretarios Judiciales.
• Plazas de asesoramiento y colaboración en órganos constitucionales: Letrados de Cortes Generales, del Tribunal Constitucional, del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas.
• Fe Pública y Registros: Oposiciones a Notarías o a los Registro de la Propiedad y Mercantil.
• Otros cuerpos de la Administración del Estado: Abogado del Estado, Diplomáticos, Inspectores de hacienda, Inspectores de Trabajo, etc.
• Administración Autonómica y Local: Letrados de la Administración y de las Asambleas Legislativas, Técnicos del Cuerpo Superior, Secretarios de Ayuntamiento, etc.
• Funcionarios de la Unión Europea.
.    D. Investigación y enseñanza Universitaria.
Con la adquisición del título de Doctor http://derecho.uniovi.es/infoacademica/doctorado
La Facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo viene atendiendo a todas estas importantes demandas profesionales.
Finalmente, por lo que se refiere a la situación del mercado de trabajo para los titulados en Derecho en España, el Libro Blanco del Título de Grado en Derecho de la ANECA concluye que la inserción laboral de los titulados en Derecho es rápida

.
 

Síguenos en: